Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El primer deporte que ya largó una fecha tentativa. Es el primer deporte que dijo en principio que el Covid-19 era como una gripe y luego de desdijo. Una CABB que envía por redes sociales la reforma de su estatuto. Renuncias en el medio. Salvo lo deportivo, que somos SUBCAMPEONES DEL MUNDO, es muy complicado entender a que apunta la dirigencia y cual es el rumbo a tomar. Por Diego Vergara

 

Uno siempre tiene esperanzas. Coincido que los cambios, se transforman en oportunidades. Soy de los que cree que siempre hay una luz en el final del camino. Sin embargo, créame que cualquier comunicador, fuera del básquet, que pudiera llegar a entender que le pasa a la dirigencia de nuestro deporte, como mínimo, tiene todo el derecho a reirse en la cara con toda razón y argumento.

¿Porqué?. Como explicarles que el basquet juega todos los días y no hay registros de espectadores. Como entender que bajó el público en la cancha, pero como a los dirigentes le hicieron creer que por tener mas seguidores por face, twitter, instagram y streaming, el público consume igual. Como hacerles entender que la dirigencia antes que se vote, ya tiene el formato dibujado. Como hacerle entender que un matemático sigue digitando como jugar antes que un entrenador, un jugador o alguien que haya jugado mínimamente al básquet.

Cómo hacerle entender que hay un tabla de posiciones, que en verdad no es la tabla, sino que es un porcentaje de un arrastre y por lo tanto luego se juegan con un formato, que sólo nosotros entendemos. Como hacerles entender que no hay descensos. Como hacerles entender que sólo uno sólo asciende. Como hacerles entender que un dirigente arma su presupuesto a base de ingresos de los gobiernos.

Como hacerle entender que un dirigente te dice "no es el formato que me gusta, pero se cocina de esa manera", y que luego por micrófono se callan y votan en algunos casos bajo presión. 

Digo, hacerles entender algo que sólo nosotros entendemos, hace que la lejanía y el elitismo, en que se ha convertido nuestro deporte, no ha dimensionado las transformaciones y fue para adelante siempre, sin medir consecuencias. El resultado: nadie habla de básquet.

Deberían hacerle un monumento a Fabián Pérez. Y otro para cada uno de los que sobrevive y hace difundir nuestro deporte, y es maltratado con formatos de competencia indifundibles e imposible de cubrir. Lo más triste, la dirigencia lo sabe y vive otra novela que le metieron en ma cabeza.

¿Cómo hacer entender a la dirigencia que va por el camino incorrecto?. ¿Cómo explicar que una Confederación envía por redes la reforma de un estatuto?. La carta magna por redes sociales. Impensando. Para mi criterio, poco serio si en verdad esto fue hecho entre algunos sectores. Poco serio si no se consultó a nadie. Poco serio si en verdad los objetivos van por otro lado.

¿Más explícito?. No digo que se pongan en el lugar de consumidor de deportes. Digo que se pongan en el lugar de decir, ¿cómo nos verán?, ¿cómo nos ven?. Me resulta insólito pensar que un dirigente no interpreta estas cuestiones. Me cuesta creer que un dirigente me discuta que no conviene tener gente en los estadios. Pero más me cuesta creer, que la dirigencia no tomó el guante de tener tantos buenos jugadores, ser internacionalmente reconocidos y que se conformen con la virtualidades del marketing. Es cierto que las tecnologías ayudan pero acá se ha creado una grieta que no tiene sentido y produjo un daño irreparable. Pensar que se puede jugar de la manera que se viene haciendo, siendo la única y  que si pensás distinto, sos opositor y anti liga, es purs y exclusiva responsabilidad y absoluta de la dirigencia del básquet argentino.

Esa misma dirigencia, avaló y calló cuando: no evitó conflictos con jugadores, entrenadores, árbitros. Nunca sumó en la general y siempre cabeza abajo fue un amo de la, aparente única forma de interpretar el básquet argentino. Eso y cagarse en todos, es lo mismo y lo más triste, reitero, van a sus clubes, a sus círculos íntimos y expresan: "y...no hay otra".

Digo también, cual es el plan tipo de un dirigente de básquet. El del fútbol es sencillo, no hablo de las raras excepciones, pero ya sabemos que significa ver cuanto paga la tele y línea de sponsor. ¿El del básquet cual es?, salvo excepciones que con una mano me alcanza, ¿cómo arman los presupuestos?. Las tetas del estado son muchas, y algunos han sabido maximizar ese recurso, sin embargo se parte desde el estado. Y ojo, no está mal. Pero digo, ¿tanto les cuesta sostener una planificación, un desarrollo y la sustentabilidad?. Es un momento jodido, no vivo en otro mundo. Pero ahora se ven realmente los proyectos  Es aquí donde se nota la falta de unidad entre los clubes, y ni que hablar, de los aplaudidores arrepentidos que hoy se agarran la cabeza de lo que pasa en la CABB. 

Por eso digo, la mejor reinvindicación dirigencial del prototipo de conducción, es que se tomen en serio el lugar que ocupan. Hablo de Asociaciones, Federaciones y Clubes.

No se ponen de acuerdo, cada uno por su lado, peleas, comunicados, en verdad, poco serio todo y cada vez mas lejos de la gente, y de todos los estamentos.