Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Unión ya tiene su cara nueva. Se trata de Sebastián Uranga (hijo) quien es nuevo jugador del Tatengue que comenzará los entrenamientos el viernes 4 desde las 10 horas en el Ángel Malvicino. El ala pivot de 29 años viene de jugar en Platense por la Liga Argentina y se sumará al rojo y blanco reemplazando a Francisco Alloatti.

A horas de comenzar su pretemporada de cara a la segunda parte de la competencia 2018/19, el equipo de Juan Siemienczuk sumó a una nueva ficha. Se trata de Sebastián Uranga (hijo) de 29 años que se desempeñará en la posición de ala pivot para dar una mano al poste bajo tras la dura lesión de Francisco Alloatti. Cabe recordar que el jugador se desarrolló en las categorías inferiores del club. 

Uranga viene de disputar la primera parte de la temporada con la camiseta de Platense en donde disputó 7 partidos con promedios de 13.1 puntos por partido y 4.9 rebotes en 24 minutos de juego. Además, registra buenos números en sus tiros de campo con un 61% de triple como rubro destacado.

El hijo del ex entrenador Tatengue, tuvo pasos por varios equipos del ex TNA (hoy Liga Argentina) como Salta Basket, Echague, San Martín de Corrientes, Unión de Sunchales y el reciente Platense, con más de 290 partidos disputados. También tuvo una gran experiencia en la Liga Nacional, con pasos por Obras Sanitarias, Sionista, Ben Hur, Echague y Uniòn de Sunchales con más de 280 partidos disputados. 

Tras su llegada al equipo de Santa Fe, Somos Básquet pudo hablar con el jugador que expresó el porque de su vuelta a Unión: "Elegí Unión porque soy hincha, siempre quise volver. El tiempo que pase fue de lo más lindo. Cuando uno está en otro lado siempre lo mira con cariño. Hace bastante tiempo que quería jugar en Unión pero no se daba por distintas cuestiones. Cuando termine con Platense y apareció Unión no lo dude".

Respecto al momento en el que le toca volver al Tatengue, Sebastián declaró: "Es un momento bueno para mí. Estoy en un momento de madurez en cuanto a mi edad. Mentalmente uno va madurando, físicamente estoy óptimo. Siempre pensé en volver en un buen momento de mi carrera. Vuelvo feliz, con muchas ganas y energía. Ojala que las cosas se den de la mejor manera para el equipo y el club". 

En referencia a su paso por Platense y la razón de su salida, dijo lo siguiente: "Mi paso por Platense fue bueno. La decisión de irme fue por una cuestión de que no estaba bien personalmente. Más allá del club, la dirigencia y mis compañeros, con los que siempre tuve buena relación y no tengo nada que reprocharles, pero hice un análisis y no era feliz. Tomé una decisión que creo fue la correcta".

En cuanto a su incorporación al equipo el ala pivot se refirió de la siguiente manera: "Entrar en un equipo que ya está armado no es fácil. Primero se intenta adaptarse lo antes posible y enganchar a nivel juego, sistema y situaciones lo que el entrenador quiere. Siempre aporto energía, intensidad en defensa y estar al servicio de lo que el equipo pueda necesitar. Después veré si me toca algún rol en especial, si tomare más o menos decisiones en ataque. Mi intención es tratar de reponerme rápido, ponerme bien y enganchar con el equipo lo más rápido posible".

En relación a las dudas sobre su condición física, debido a que solo jugó siete partidos en la primer parte de la temporada, Uranga aclaró: "Físicamente estoy bien. Solamente arrastro un golpe en la pierna que me tuvo bastante molesto en la primer parte. Ya estuve en contacto con el cuerpo médico para poder terminar de ponerme diez puntos para afrontar lo que se viene".

Como buen hincha y conocedor del básquet de Unión, reconoció que siguió algunos partidos de la campaña del Tate: "Vi algunos partidos de Unión y seguí estadísticas. Me gusta mucho lo que intenta jugar y los jugadores que tienen. Principalmente creo que esta armado con buena gente. La calidad humana y las relaciones son lo más importante".

Por último, opinó sobre lo que cree que va a encontrar en esta vuelta al club en referencia a la institución: "Creo que me voy a encontrar con lo mismo que me encuentro cada vez que voy. De chico siempre disfrute de la buena energía que hay. La gente de Unión es gente que te da cariño, rápidamente ya te sentís parte y eso es muy lindo para los jugadores. Seguramente me voy a encontrar con eso, como cada vez que estoy. Cuando estuve era chico, jugaba en inferiores con algunos minutos en la Liga B. Ahora vuelvo por un gran desafío que es la Liga Argentina".

Unión comenzará los entrenamientos el viernes 4 en el Ángel Malvicino desde las 10 horas bajo las órdenes del cuerpo técnico y su preparador físico. Seguramente ya contará con Matías Aristu en forma plena para comenzar la segunda parte de la temporada. El Tatengue comenzará su año el 10 de enero visitando a Sportivo América para luego recibir a Oberá el día 13 en el Malvicino. 

COMENTARIOS

Go to top
Template by JoomlaShine