Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Es cierto que mantener una plaza es para los que pueden. Een el caso de Central de Ceres, se da la lógica que, si se quiere, se puede. Una institución que estuvo a una semana de no jugarla y hoy es el equipo revelación de la Liga Argentina con las cuentas ordenadas. 

 

A una semana del cierre de la confirmación de equipos en la Liga Argentina, por un lado, un dirigente fuera de Santa Fe me comentaba lo siguiente: "che, sabés que es lo de Ceres, van a jugarla?, acá estamos esperando". Rápidamente hablé con otro dirigente y tal como uno preveía en el contexto ya conocido del deporte profesional con sostén de amateurismo, la famosa frase "estamos esperando que la política nos de una mano porque sino, no llegamos".

Ceres, autor material del ascenso DEPORTIVO a la Liga Argentina se produjo como aquel Unión del 85 ante el mismo rival: Lanus, y de visitante. Esfuerzo, dedicación, objetivos claros, y un equipo batallador, incipiente, con un entrenador que tiene las cosas en claro hasta donde puede y que toma riesgos. Así fue la racha de Ceres en el Federal y la explosión del ascenso de categoría.

Así como para un equipo, salvo Libertad de Sunchales, que tenga que ascender de categoría, el cambio se nota y en todos los aspectos. Implica renovar la estructura e infraestructura, meter mano en el plantel y jugar el partido mas jodido de todos: el de conseguir los fondos.

Le podría remarcar que este club mueve todas las patas de la mesa cuando juega de local, y más de un recurso humano es utilizado y multiplicando sus tareas, da una mano. No es lo ideal, es la realidad, hasta tanto, pueda aceitar los movimientos y lograr una adecuada organización, más allá que en este caso, casi que no se nota pero sabiendo que los esfuerzos no significan la perfección, pero tiene sus réditos cuando el órden, es la palabra mayor para el trabajo en equipo.

Conseguir fondos. La aventura se convierte en dolores de cabeza, charlas, angustia, espera eterna y tiempos que no son los mismos para la política que para la faz deportiva. Eso le pasa a casi todos, a excepción de aquellas plazas que reciben de arriba un monto determinado y casi que ni se despeinan mes a mes.

En Santa Fe sabemos que la provincia invirtió mucho en deporte. Tarifas al 50%, fondos de Coprode, y lo que la política puede aportar con subsidios. Ni me meto en la parte privada porque desconozco aunque tengo entendido que hay un aporte.

Lamentablemente el aporte oficial no alcanza y no por la inflación que nos sacude ante las constantes mentiras del impresentable gobierno de Macri, sino porque los costos mensuales son altos y para abrir una cancha se necesita una buena billetera.

Pero no safamos de lo mismo: vender pollos, vender rifas, repartir numeritos, hacer un bingo...de eso no safamos a 2019. La politica deportiva profesional en el país no encuentra un rumbo y menos por decreto a cargo de la inestable Secretaria de Deportes de Diógenes de Urquiza, mas preocupada por el negocio inmobiliario millonario mas que por decir algo coherente en estos tres años, donde también ha pasado el fracaso rotundo de Mc Allister. Pero yendo a esa politica, sostén de recursos para muchos, no pasa desapercibido en el básquetbol.

El aporte de un senador, del municipio, son causa común. Leyeron bien. Sumemos Loteria, la caja mas grande que aporta a todos. Aquí hago un parate porque se está tratando de cambiar la Ley del Deporte en la Provincia. Los numeros dan para que el rango ministerial ya no pierda mas tiempo. Creo que es tiempo de un ministerio de Deporte en la provincia, aunque sea un deseo personal, entiendo que los argumentos son mas que valederos.

Lo que digo es: CERES es un ejemplo de que si se quiere, también se puede, ¿y sin esperar hasta lo último?. el riesgo siempre está presente y Ceres decidió tomarlo. Entiendo y valoro el esfuerzo de esta gente y merece estas lineas, como asi también dejarnos de joder con la politica deportiva incierta a nivel nacional, que todavía ni pudo explicar un DNU pero ya tiene la repartija lista para el negocio inmobiliario que NADIE PUEDE NEGAR.

A nivel provincial hay un acompañamiento. No alcanza, es cierto. El complemento es puro esfuerzo, lástima que estamos a 2019 y todavía hay algunos que preguntan o sostienen que si ascendes deportivamente es un problema, cuando debería ser una obligación acompañarlos y no regalarles, sino darle las herramientas para no llegar a la venta de pollos, vender numeritos y esperar que la cancha te deje la plata de la entrada general de un partido.

Repito, 2019, y Ceres pudo, y podrá. Acompañar es la idea y la ejecución ya tiene pruebas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

Go to top
Template by JoomlaShine