Ratio: 2 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Unión cerrará su participación de fase regular el viernes próximo en Salta para buscar el sexto lugar. Sumó dos fichas extranjeras en una campaña de muchos altos y bajos. De local es una cosa, de visitante, otra. Los play off serán la prueba final. Por Diego Vergara

 

Una de las herramientas que tiene el periodismo es la de opinar por lo que ve, por lo que observa dentro de la subjetividad que amerita el caso.

En el tema Unión y su participación en la Liga Argentina, no debemos olvidar cómo se inició el proceso. Unión pasó de estar a pocas de ni jugarla, a que en poco menos de 48 horas tener entrenador y jugadores ya contratados.

La vuelta de un conocido y con pasado clave para el ascenso y la permanencia en la categoría, se sumaron jugadores de renombre y sin extranjeros.

Previo a eso, también se apostó a jugadores de la zona y la convocatoria hacia nosotros para apoyar, difundir y convencer al simpatizante, además de contagiarlo para que se sienta parte del proyecto.

Hasta este momento de la descripción, clarísimo el objetivo de inicio. Jugarla, permanecer y proyectar.

Ahora, ¿qué se vió?. A mi forma de ver, un equipo que transmitió una cosa en condición de local, mas decidido, mas ofensivo, mas certero. Jugando buen básquet, luciéndose por momentos y sacándole diferencias a cualquiera.

De visitante, el relax inesperado. Por momentos pareció un equipo debutante, como que nunca se terminó de acomodar y pagó carísimo errores muy groseros, perdiendo partidos bisagra que tal vez le pudieran dar otra posición en la tabla.

La realidad es un sexto, séptimo u octavo lugar. No está mal, estás dentro de la clasificación y los play off son otra historia, es otra la cabeza y no hay mañana.

Y ahí me quiero detener. A mi el equipo no me terminó de contagiar, y lo digo con todo el respeto del mundo. Unión no me terminó de conformar, no me pareció un equipo convencido de lo que quiere. Lógicamente, con los resultados a la vista, alguno me podrá decir, así es fácil. Nunca dije que jugar Liga Argentina lo sea, sin embargo, por los nombres, antedecentes y juego que mostró, Unión no se dio cuenta lo que tiene.

Creo que también la idea del entrenador no terminó de concretarse. Es un DT que confía ciegamente en sus jugadores y al mismo tiempo, su capitán es muy crítico y no se calla. De hecho, en más de una ocasión, se ha expresado sin cassette ante nosotros, opinando sobre el equipo.

Y no me recuesto con lo que dice un jugador, aunque debo tenerlo en cuenta porque a veces uno peca de duro, crítico y hasta se puede tomar con mala intención algún tipo de comentarios.

Lo digo antes de los play off. A mi Unión como equipo no me convenció, no me terminó de conformar, le faltó sorpresa, ser más revulsivo, ir siempre por más, no quedarse con ganas y conformarse. Creo que allí radica uno de los puntos flacos. Por momentos, el equipo se conformó demasiado y dejó escapar muchas ocasiones. La tabla te deja en la posición y también en la medida que mostraste.

Ojo, perdió una ficha muy temprano. No es que busco excusas ni tampoco lo ha hecho el entrenador. Pero son puntos a tener en cuenta. Tuvo que recambiar por obligación, y se lesionaron soldados en el medio del torneo. Eso no quita que mi análisis tenga, reitero, justificativos.

Creo que si este equipo puede dar más, primero debe pasar por una cuestión grupal de como quiere terminar. No digo, ojalá me equivoque. Es lo que pienso y lo expreso. Unión si se decide puede no tener techo, sin embargo, soy un convencido que en este tipo de situaciones, el grupo debe hablar mucho, debe entrenar y sacarse las dudas, y debe autoconvercerse que esto es profesional, es por dinero y hay un peso ineludible que es el nombre Unión.

De los extranjeros que llegaron, entiendo que se busca sumar. Creo humildemente que llegaron tarde, no era el tiempo, era el acomodar según la necesidad. Y la necesidad ya pasó y ahora es reitero, sólo sumar mas piezas. No se cuanto le podrá aportar George y Palacios. Si el me hubiese gustado lo pongo a consideración, estaría entrando en un error, porque la idea era sumarlo antes a los o a él refuerzo. La cuestión económica es dirigencial, no periodística, y uno pienso desde éste último punto. La realidad es que los refuerzos llegaron tarde, sin embargo, no puedo asegurar el rendimiento porque no se vió nada de ellos.

No me amparo en números. No me pongo a revisar si este o aquel metió o no, tantos y terminados puntos. Me guío por lo que veo, por lo que ví hasta ahora.

El equipo tiene recursos. El equipo supo como jugar lindo. El equipo supo tocar fondo. Pasó por todas. Llega el tiempo del convencimiento y la unión.

Depende de esa unión que la mesa quede bien parada. Si pasa los octavos de final, crédito abierto.

 

 

  

 

 

COMENTARIOS

Go to top
Template by JoomlaShine