Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Venció a Ceres en el Malvicino por 86 a 51, en el marco del juego 3 de la serie de cuartos de final de la Conferencia Norte de Liga Argentina. Marozzi y Uranga fueron las figuras del equipo. Ceres fue una sombra del equipo que se mostró en su casa. Este viernes se juega el 4to punto. 

 

"Hay que salir del agujero interior", dice una parte de una canción. Y tiene que ver con este momento de Unión en la Liga Argentina. 

Ayer el equipo acusó el golpe. Recibió un clima donde se metió solito y estuvo a un punto de salir de órbita en los cuartos.

Buena lectura de juego, buen pasaje de básquet colectivo, buena efectividad y buena defensa. Esos argumentos bastaron para que el tate ya en el primer cuarto saque los 20 primeros puntos de diferencia.

El resto del partido fue demasiado sufrimiento para Ceres, que fue muy liviano al juego, y sin presión. Despuñes se verá si le vino bien o no, el parate, o el hecho de ir muy tranquilo con lo sucedió en el segundo punto. 

Todos aportaron algo. Todos defendieron, y todos entendieron por donde iba la cuestión. Ceres jamás se dió por aludido que estaba a un juego cerrar la serie. Es cierto que sus porcentajes fueron malísimos y los padeció. Sólo algo de Lizárraga, el resto, ausente anoche.

Uno se pregunta porque los play off son así. Yo sigo sosteniendo que cuando hay ganas de ganar, y hay convencimiento, se puede hacer un mejor papel. Unión sabe que es un grande la categoría y si ayer se dio cuenta que tiene plantel y como ganarle a su rival, me da la sensación que si bien todo pasa por la cabeza, también pasa por tomarse en serio los esfuerzos que ellos mismos hacen y dejar de lado aquellos pormenores que a veces se notan en la cancha.

A pensar en el viernes y en el quinto juego en Ceres, de ser factible con una victoria en el Malvicino.