Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Se viene el momento del trabajo y empezar desde el famoso minuto cero. El salto inicial fue ayer para Colón. Ahora, el tiempo de manos a la obra con los obreros. En plena pandemia, la palabra protocolo se repite para buscar esa vacuna que cure los males del pasado. Fuente apoyo dirigencial y político. Será clave la paciencia y la persistencia. Por Diego Vergara

 

Y Colón volvió. El audáz tiene nombre y apelido: Carlos Fertonani. Su experiencia tiene peso propio. Con errores y aciertos en materia de eventos, Carlos ha sido un hombre que a traído los mejores eventos a la capital provincial. Es innegable que la apuesta es durísima, no imposible.

Sustentabilidad fue la palabra que se repite en cada voz protagonista. Y no está mal. Es cierto, si no tenes el respaldo económico y político, la rueda ni empieza girar. Tener el personal idóneo es clave para que ese sustento tenga el respaldo desde el conocimiento. 

La Liga Argentina sería la frutilla del postre para el proyecto. Sin embargo y con buen tino, la idea primero es hacerse fuerte en el plano local, buscar el ascenso en la primera y que la familia sabalera del basquet vuelva.

De hecho, muchas caras que aman el básquet se volvieron a reencontrar en la jornada de ayer. Lo positivo, hay un proyecto, hay una idea, hay una planificación, y un camino. No es malo, es bueno arrancar de cero, porque te permite en este contexto, equivocarte, probar y buscar lo mejor. El único rival que tiene Colón es el tiempo y para ello deberá maximizar los esfuerzos para completar las categorías.

Otro desafío, es la creedibilidad. La mentira, el verso, la altanería, y el fracaso rotundo ya fue. Se tocó fondo y de eso también se aprendió y los dirigentes lo saben. Nunca más eso en Colón, y nunca más para esa gente que tanto daño le hizo.

Creo que será clave el trabajo desde lo formativo, pero que está ligado a lo social, al boca a boca, y el volver a creer, volver al club, al profe, a los amigos, a quedarte a ver en que se puede ayudar. 

El camino es largo, sin dudas, pero repito dos términos con los cuales coincido: sustento y gente idónea en el tema.

La obra arranca y como corresponde, cartel, herramientas, planos, y ahora: a trabajar. 

Lo mejor para Colón.